Por favor, cuiden de este oso. Gracias

«¡Por favor, cuiden de este oso! Gracias»Este mensaje estaba escrito en un cartel colgado del cuello de un oso, con mirada suplicante, y perdido en una estación de tren en Londres. La familia Brown se apiada de este osito, que viene del Perú, y lo acogen en su casa. Como no tiene nombre deciden llamarlo Paddigton, como la estación donde lo encontraron.

El hombre que sabe qué es el posthumor

Un pesimista diría que el mundo se está convirtiendo en un chiste malo. Alguien más pesimista diría que el mundo siempre ha sido un chiste malo. Un tanguero –Enrique Santos Discépolo– lo dijo más claro: «el mundo fue y será una porquería ya lo sé, en el quinientos diez y en el dos mil también». Pero no se vayan, que esto hoy va de humor. Un humor raro, de los que te congela la risa o te la deja en sonrisa ladeada. ¿Está usted preparado para el posthumor?

Libro añadido al carrito
0 items - 0,00