NC#76: La fecunda brevedad de Pascal Quignard

¡Buenas tardes, corsarios!

Si esto fuera una carrera ciclista, noviembre sería la zona de avituallamiento. Hemos cogido libros, los hemos colocado hasta en el último hueco y ahora nos metemos de lleno a escalar nuestra temporada alta. Con la librería llena de buen material te esperamos. Estos días estamos seleccionando los títulos que más nos han gustado del año y la próxima semana ya estaremos en condiciones de contarte cuáles son. Una pista: hay muchos libros de relatos y novelas gordas. Vamos con los de esta semana.

La agenda de la semana

Hay teorías que dicen que los próximos siete días también son una semana, no lo tenemos muy claro con tanto día de fiesta, refiesta y más puentes que el juego de la oca. Así que toca tomárselo con calma. Hoy sábado, a las 19h, recibimos al poeta Mario Pérez Antolín con su libro de Nadie, que recoge toda su producción poética de los últimos diez años. Pérez Antolín cultiva el aforismo con una doble mirada: las imágenes expresivas y la profundidad reflexiva. Le acompañan los poetas Aída Acosta, Javier Dámaso y el editor de Páramo, Javier Campelo.

El libro de la semana

Pequeños tratados - Pascal Quignard«Yo escribía estos tratados con esa alegría furiosa que se sustrae a lo que esconde porque prefiere saltar y porque quiere lanzarse. Estos textos no estaban sujetos a ningún orden general. No debían someterse a nada, ni siquiera al contraste entre ellos. Ni siquiera tenían que dirigirse de modo ameno hacia la mirada de quienes leen, ni con el deseo de complacer aunque fuera un poco, ni tampoco buscando encontrar un solo sabor ni un solo ser. Ni siquiera ambicionaba hacer pequeñas obras de arte. Éste era el juego que proponían estas páginas del tamaño de hojas de abedul: no subordinarse a nada. Las forzó una pasión, sin saber adónde conduce». Lo escribe Pascal Quignard en el primero de sus Pequeños tratados (empieza a leerlo aquí), que ahora recopila íntegramente Sexto Piso en un cofre de dos volúmenes.

Quignard –el mejor autor francés vivo, según el crítico Rafael Conte– posee una extensa obra, creada al margen de toda convención. Ganó el premio Goncourt con la novela Las sombras errantes, pero la mayor parte de sus libros se mueven en una frontera muy personal entre el ensayo, la prosa poética, el diario, la cita erudita pero vida y una forma compulsiva de narrar. Estos pequeños tratados corrieron una esquiva suerte editorial: escritos entre 1977 y 1980, no se publicaron íntegramente hasta principios de los noventa. Ahora los tenemos aquí, con traducción de Miguel Morey (quien presenta en el prólogo la sintaxis y la prosa de Quignard) y muy bien recogidos. «Es Montaigne, pero más intenso, más salvaje, más violento», se escribe en la contraportada. Difícil sustraerse a algo así.

Libros recomendados

La última edición del Premio Herralde de novela ha premiado el humor negro y el extraño mundo del mexicano Juan Pablo Villalobos, autor de No voy a pedirle a nadie que me crea. Villalobos ha ido construyendo un universo propio donde lo excéntrico se acaba volviendo normal, y viceversa. La historia está trufada de referencias literarias y culturales (una novia que lee compulsivamente Los detectives salvajes, una niña que recita versos de Alejandra Pizarnik y hasta una perrita llamada Viridiana) y se mueve en el territorio de la novela negra pasada por el filtro del humor del mismo color. Un mexicano se ve envuelto en múltiples embrollos en Barcelona, víctima de un engaño en un negocio de alto nivel. Las rocambolescas situaciones contrastan con el tono serio, lacónico, del narrador, un alejamiento que hace que observemos a los personajes con una mayor perspectiva.

Libros Recomendados - Letras Corsarias Librería Salamanca

Dirty Works nos deleita con un nuevo libro de Larry Brown, ese bombero convertido en escritor que nos dejó demasiado pronto. Padre & Hijo nos remite a esa atmósfera sureña que ya es el signo de identidad de esta editorial: «Amartilló el percutor, dirigió el cañón hacia la cabeza de su padre y mantuvo la negra y ancha boca del mismo a dos centímetros de su cráneo. Apretó los dedos en torno a la empuñadura accidentada del arma. El viejo siguió durmiendo. Padre e hijo». La acción transcurre en 1968, en un pueblo perdido de Mississippi, cuando Glen Davis vuelve a casa después de tres años en la cárcel, sin una pizca de arrepentimiento. Y viene con la intención de saldar cuentas pendientes, haciendo crujir esa superficial película de mentiras y secretos que lleva larvándose durante un par de generaciones. Traducido por Javier Lucini. Otro para la colección.

La argentina María Negroni ha creado en 22 cartas extraordinarias de escritores muy reales un mapa de su pasión como lectora, una suerte de recuperación de la infancia en la que los escritores clásicos del acervo cultural occidental se cartean entre sí o con sus personajes, correspondencia inventada para dejar claro que la lectura es el grado superior de la escritora (Borges) y que la poesía es la continuación de la infancia por otros medios, según la propia autora. Verne escribe a su padre, Poe a su padrastro, Stevenson a su esposa Fanny, Salgari a sus hijos, Mark Twain a Huckleberry finn o Heidi a su autora Johanna Spyri. Pequeños bordados donde se toma la temperatura a la enfermedad de las letras.

«Japón / Está muy lejos Japón» era el estribillo de una canción bien buena de No me pises que llevo chanclas, esos poetas andaluces que inventaron el agropop. El caso es que Japón cada vez está más cerca, gracias a editoriales como Satori, que están publicando lo mejor de la cultura nipona. Satori presenta ahora Sakura, un diccionario de cultura japonesa, con todas las letras. No sólo se recogen, por orden alfabético, los términos clásicos a los que más acostumbrados estamos, sino que aparecen los fenómenos más recientes, relacionados con la cultura de masas. Ya se sabe que son unos maestros en poner nombres a conceptos que sólo ocurren allí. Las más de tres mil definiciones se acompañan de fotografías, frases de uso o un repertorio léxico por temas.

Su libro La edad de los prodigios. Terror y belleza en la ciencia del Romanticismo fue uno de esos títulos de los que disfrutamos un amplio grupo de lectores: curiosos, amantes de la literatura y del arte, arqueólogos pop o agentes secretos a sueldo de La Felguera. Richard Holmes vuelve ahora a su época favorita con Huellas. Tras los pasos de los románticos, también editado por la siempre acertada Turner Noema y traducido por Guillem Usandizaga. Lo que hace Holmes es recorrer el mundo en busca de los vestigios físicos y espirituales de Stevenson viajando en burra, el pensamiento feminista de Mary Wollestonecraft, se asoma a los acantilados que vieron los últimos días de Shelley o las casas en las que todavía se perciben ecos de Lord Byron. Un recorrido apasionado, erudito y apasionante. Empieza a leerlo.

Los monográficos de la revista Litoral se están convirtiendo en un objeto muy deseable. Un tema y muchos escritores alrededor, ofreciendo cada uno su punto de vista. Nos gustaron mucho los dedicados al agua, a las líneas marítimas o al arte de volar. Ahora, los amantes de andenes y cruces de vías están de enhorabuena porque acaba de llegar Trenes. Arte y literatura, con casi trescientas páginas y autores como Walt Whitman, Ramón Gómez de la Serna, Joan Perucho, Brecht, Jordi Doce, Sara Mesa, José Emilio Pacheco, Huxley o Gabriel Ferrater, entre una larguísima lista. Si no te traen el Ibertrén, ya sabes.

Libros Recomendados - Letras Corsarias Librería Salamanca

Cómo ser Bill Murray evoca aquella laberíntica película titulada Cómo ser John Malcovich. Pero con más gracia. Murray ha conseguido poner una encendida cara de póker en las producciones más comerciales de los ochenta o los productos más conscientemente indies de los noventa y más allá. Es un radical libre que ha conservado aquella herencia loca de los Blues Brothers, el rostro que engancha con una comedia (verdaderamente) subversiva que produjo América hace demasiadas décadas. «Es todos los hermanos Marx en una sola persona: tiene el ingenio de Groucho, la brillantez pantomímica y la lujuria de Harpo, incluso esa cualidad de hombre de la calle de Chico. Si no hay ningún drama, ya lo crea él. Le gusta vivir al límite y eso significa que es ahí adonde arrastra a todos los demás. Tiene dos estados: el sueño y la sobreexcitación», dijo Harold Ramis, quien le dirigió en Atrapado en el tiempo. Gavin Edwards se pega al personaje y le saca todo el jugo posible. Edita Blackie Books con ilustraciones de Jonathan Millán.

«Ese lugar, que a la vez es extraño y natural, desde el que nos muestra el mundo. Le habla a lo desconocido cercano, a lo que miramos pero no acabamos de ver», dice Mariano Peyrou sobre la mirada de la poeta norteamericana Elizabeth Bishop (1911-1979), de quien la editorial Vaso Roto está publicando su obra completa. Después de la prosa, traducida por Peyrou, llega la Poesía, con traducción de Jeannette L. Clariond y en edición bilingüe. «Los temas centrales de su poesía son la geografía y el paisaje, los vínculos del ser humano con el mundo natural, las viejas preguntas sobre la percepción y la sabiduría, nuestra mayor o menor incapacidad para controlar el caos y dar sentido a la existencia», se lee en la contraportada. Uno de los referentes poéticos del siglo XX en el mundo anglosajón.

Lumbres es el libro de Antonio Colinas que conmemora el Premio Reina Sofía, publicado por la Universidad de Salamanca en la colección que antologa a los premiados de cada edición. El fuego del hogar, ese lugar de la infancia, da lugar al título y define una poética que toma gran parte de su fuerza de la memoria y de la búsqueda de la «claridad y el esplendor» que también se asocian al fuego. Colinas ha seleccionado los poemas incluidos y además aporta tres inéditos y otros tres manuscritos. María Sánchez Pérez y Antonio Sánchez Zamarreño han realizado la introducción y la bibliografía y destacan la «pureza verbal y la pulsión de la vida que fluyen en el verso de Colinas».

Antes de terminar, dos reediciones muy interesantes. ECC publica el cómic Una historia de violencia, de John Wagner y Vince Locke, la historia en la que se basó David Cronenberg para hacer una de sus últimas mejores películas. Wagner le toma el pulso a esa idea tan americana de qué ocurre cuando ese pasado que has tratado de ocultar aparece de pronto a la puerta de tu casa: un pequeño pueblo, un hombre apacible que aborta un atraco, una historia tan turbia como indica su título. Un guión magnífico al que el nervioso trazo de Locke aporta altas dosis de inquietud.

Jorge Carrión lleva unos años preguntándose para qué sirve una librería, cuál es su papel en cultura contemporánea, qué lugar ocupa hoy –física y socialmente– el conocimiento. En Librerías, Carrión viaja y pasa horas entre sus estanterías para captar y transmitir ese texto, esa puesta en escena de la cultura escrita que es cada librería. Desde los grandes mitos como la Shakespeare and Company hasta las que desaparecieron y de las que busca sus huellas. Ejercicios de supervivencia expresados en papel, lugares inspiradores para trazar la autobiografía de Carrión como lector, se presenta ahora –dentro de la colección Compactos– en una edición ampliada respecto a la que fue finalista del Premio Anagrama de Ensayo en 2013.

Mundo infantil y juvenil

Papá, por favor, consígueme la luna, de Eric Carle (Kókinos), es una sencilla  historia que nos cuenta el deseo de Mónica de jugar con la luna y cómo le pide a su padre que se la consiga. El padre toma una escalera muy alta y sube hasta ella, pero como es muy grande no puede bajarla y será la misma luna la que se haga cada vez más pequeña para que la niña pueda jugar con ella. El autor, que sabe como conectar con el lector infantil, emplea su personal ilustración en esta historia de generosidad y fantasía pero, sobre todo, de un padre y su hija.

Libros Recomendados - Letras Corsarias Librería Salamanca

Nuestra relación con el mundo natural ha cambiado con el paso del tiempo. Acostumbrados a tener cerca la naturaleza, dejamos de prestarle atención y los autores de Ahí fuera. Guía para descubrir la naturaleza (GeoPlaneta), están convencidos de que cuanto más sepamos, más fácil nos resultará apreciarla y conservarla. Datos sobre la fauna y  la flora, una introducción al tiempo, la geología y el cielo nocturno o curiosidades sobre el mundo natural se combinan con propuestas de actividades y con una ilustraciones de estética diferente y atractiva.

El regalo de los Reyes Magos, de O.Henry (Los cuatro azules), es uno de los relatos más conocido del escritor estadounidense; en el que nos habla de una joven pareja de enamorados que vive de forma precaria y cómo en la víspera de Navidad intentan encontrar una forma de comprar los regalos el uno al otro con poco dinero. Lisbeth Zwerger, que recibió el Premio Hans Christian Andersen, es la encargada de ilustrar este emotivo cuento de delicadas acuarelas y dibujo detallado.

Vuelve a la librería El soldadito de plomo, de Jörg Müller (Lóguez), esa historia de amor y celos entre un soldadito al que le falta una pierna y una bonita bailarina. Müller cambia la perspectiva del relato, lo ubica en la época actual y utiliza un realismo casi fotográfico para contar la historia sin palabras, ofreciendo la principal y otras paralelas que van surgiendo de la cantidad de detalles que forman la composición. Crítico retrato de la realidad y final diferente para este clásico de Andersen.

Amor, de Gian Berto Vanni (Niño), es un libro que sorprende por el título y por el formato. El título podría sugerir amor romántico, pero la narración habla del amor como sentimiento universal, en este caso, a través de la historia de una niña huérfana acostumbrada a estar siempre sola, pero con ojos grandes para observar lo que ocurre a su alrededor. En el interior nos aguardan páginas con recortes, solapas o agujeros, ventanas que conectan la lectura y le van dando forma acompañando a un  dibujo sencillo y de vibrantes colores. Publicado originalmente en Francia en 1964, conmueve como el primer día.

Esto es todo, hasta el próximo viernes.