Infantil y Juvenil

LIJ Corsaria #43: Dracarys

Esta semana, luz, imaginación, comida y burritos verdes y, en el reverso tenebroso, mundos sobrenaturales y enigmas varios.

Si es que no se habla de otra cosa que del fuego de dragón. Tanto que le hemos encontrado parecido a la protagonista de uno de los libros que recomendamos hoy. Descubre cuál. Por cierto, se acaba la Feria, una feria de buenos libros, tiempo soleado y muchas caras conocidas, amigos que pasan por nuestro rincón y que nos alegran los ojos y la conversación. Bueno, todavía queda el próximo fin de semana… Mientras terminamos con este capítulo, siguen llegando novedades y seguimos seleccionando lecturas para ti. Esta semana, luz, imaginación, comida y burritos verdes y, en el reverso tenebroso, mundos sobrenaturales y enigmas varios.

El libro infantil favorito de… Carlos Zanón

El autor de Problemas de identidad escoge Los Tres Mosqueteros, de Alejandro Dumas (Alianza Editorial), una novela que empezó su vida como folletín periodístico y ha llegado a ser uno de los clásicos más leído de la literatura. Ambientada en la Francia del reinado de Luis XIII, narra las aventuras de tres mosqueteros del rey, Athos, Porthos y Aramis, junto al joven gascón que aspira a serlo, D´Artagnan. 

Libros recomendados

“Hierba verde y relucienteee, ¡cómo me gusta hincarle el diente!” Tanto le gusta la hierba a El burrito verde, de Anuska Allepuz (Andana Editorial), que no para de canturrear. “Tanto de noche como de díaaa, un montón de hierba yo comeríaaa…”. Pero el problema es que no quiere probar otras cosas y, claro, ¡se ha vuelto verde! Mucho humor a la hora de abordar un tema habitual en la infancia, y con el que se muestra la necesidad de comer de todo y con moderación. La ilustración de formas sencillas y llenas de color aporta dinamismo a esta historia y nos guía con una sonrisa hasta la sorpresa final. 

Libros recomendados – Letras Corsarias Librería Salamanca

Vemos gracias a la luz, a su reflejo en los objetos. No hay dos seres vivos que vean igual el mundo que nos rodea y Romana Romanyshyn y Andriy Lesiv, tras hablarnos del mundo de los sonidos, vuelven con Veo el mundo (Barbara Fiore), un libro que explora la vista no solo como uno de nuestros sentidos sino como un recorrido filosófico a través de la vida. Una edición cuidada, un lenguaje gráfico original y diferente y un contenido riguroso, lleno de detalles, atrapan al lector que abre sus páginas y lo invita a observar el mundo desde otro ángulo. Traducción de Marta Rebón y Ferran Mateo.

Hotel Winterhouse, de Ben Guterson (La Galera). Un siniestro hotel, rodeado de terribles maldiciones y en un lugar inhóspito y lleno de nieve, allí es donde Elizabeth tendrá que pasar las Navidades. Propiedad del peculiar Norbridge Falls, no sabe por qué la envían sus tíos a semejante lugar, pero pronto descubrirá que oculta una fantástica biblioteca en la que encuentra secretos que afectan a su familia. Intriga, magia, juegos de palabras, enigmas y acertijos que habrá que resolver en compañía de la protagonista y de su leal amigo para conseguir su objetivo, romper la maldición del hotel. Traduce Marcelo Mazzanti.

Dos adolescentes se encuentran un precioso día de verano, a la orilla de un río. Surge entre ellas una relación especial y algo perturbadora hasta que Mila se da cuenta que es la única que puede ver a Agnes. La serpiente de Agua (Dibbuks), es un viaje entre lo real y lo onírico de la mano de Tony Sandoval, una aventura sobrenatural plagada de fantasmas, crudas batallas y extraños mundos que, unida al diestro manejo de las acuarelas del autor, convierte este en un cómic que hay que conocer y disfrutar si te gusta la fantasía épica.

Hoy recuperamos

No es una caja

No es una caja, de Antoinette Portis (Kalandraka). ¿Quién no ha jugado con una caja de cartón cuando era pequeño? Con un argumento sencillo y frases cortas la autora plasma la capacidad imaginativa de los niños, capaces de convertir el objeto más sencillo en un maravilloso juguete. Y lo hace superponiendo imágenes que mezclan realidad y ficción para mostrar a los adultos olvidadizos que una caja puede ser un cohete espacial o un barco pirata. Desde la cubierta, pasando por las guardas, hasta el giro final, este cuidado libro invita a dejar volar la imaginación y sumergirnos en el rico mundo infantil. Traducción de Chema Heras y Pilar Martínez.

Hasta la próxima semana.

La ilustración superior es obra de Tony Sandoval.

Item added to cart.
0 items - 0,00