Recortes Corsarios

Estás leyendo algo llamado Recortes Corsarios

Fragmentos de lo que vemos, leemos y escuchamos. De publicación casi diaria, de contenidos que vienen de todas partes a parar aquí, al blog, que es el morir.


Recortes Corsarios: Una especie de diario de casi todos los días en el que se recogen algunas cosas que pasan en la librería, otras que pasan por la cabeza de los libreros y algunas más que pasan en general. Fragmentario y, ojalá, rocambolesco. Lecturas, avistamientos y escuchas. Entrada #1. 1 de abril de 2024.


Servando Rocha en el atril de presentación de La Noche de los Libros, en Madrid el Día del Libro es de noche. Chupa de cuero, camisa abotonada hasta el cuello, bigotón. Lleva escrito algo que va a leer ante las autoridades, siempre hay autoridades en estas cosas. Lo lee con aplomo, sabiendo el efecto que va a causar. Habla de libros, de noche, de miedo, de fantasmas.

“Hoy en Madrid el único género literario posible es un relato de terror. Las historias de fantasmas y casas que dejaron de estar encantadas. Y hay tantos fantasmas que ya son como un ejército. Yo tengo un número, los he contado, siete mil doscientos noventa y un ancianos y ancianas. Nuestra gente, que murieron solos por los protocolos de la vergüenza”.

La lectura poética y política de la realidad, la sencilla dignidad que, por contraste, parece revolucionaria. Admirable intervención.

Tendremos por aquí a Servando a finales de mes en un ciclo muy bonito que estamos montando a medias con los amigos de La Barbería Tattoo Gallery. Pronto más noticias.


En cuanto leímos a Ce Santiago pronunciarse sobre sus relatos favoritos del libro Cuentos incompletos, de T. C. Boyle, nos tiramos de cabeza a por ellos. Al fin y al cabo, Ce ha pasado meses dentro de esas páginas, traduciendo toda esa imaginación loquísima de Boyle, convirtiendo su ritmo en el nuestro –Ce entiende mucho de ritmo, ya sabes que es un batería poderoso–, haciéndonos sentir esa especie de melodía destructora de lo aburrido y lo mediano. “Oh, aquellos que no creen que la literatura debe ser divertida la están condenando ha muerte”, ha dicho Boyle y lo recoge en el prólogo, en calidad de antóloga, Laura Fernández, otra bendecida por la misma musiquilla. Ce y Laura juntos, qué libro tan bueno y qué gente tan maja.

Los relatos preferidos de Ce: Si el río fuera whisky –una novela sobre un músico frustrado y su familia, encajada en las dimensiones de un cuento– y Beat, una desmitificadora y lisérgica visión de Kerouac y toda su peña una Nochebuena muy fría.

Puedes empezar por ahí o por donde quieras, te los vas a devorar todo lo seguido que tu vida te lo permita.


La mañana en que nos visitó Gueorgui Gospodínov escribimos que la tarde estaba propicia –huracanada, lluviosa– para arrimarse a una hoguera y escuchar historias. Qué tipo tan magnífico, qué gran narrador. Y qué buen interlocutor fue, como siempre, Domingo Hernández, colocándole el cuento en la punta de la lengua. Puedes ver la charla en nuestro canal de Youtube. Traduce María Vútova, una antropóloga y filóloga metida a traductora que nos va a dar muchas alegrías literarias.

El formato es regulero, pero se escucha, que es de lo que se trata

Más tarde, al calor de un par de vermús, nos contó un divertidísimo encuentro neoyorkino con Paul Auster y que el primero en felicitarle cuando ganó el Booker Internacional fue ese compatriota jugón y cascarrabias llamado Hristo Stoichkov.

Por cierto, Victoria M. Niño le hace una excelente entrevista de una página en El Norte de Castilla a raíz de su presencia aquí.

Te dejamos aquí también el cortometraje, nominado al Oscar en 2017, de Theodore Ushev sobre el cuento Vaysha la Ciega, uno de los más bonitos de Acerca del robo de historias y otros relatos.


Un nuevo encuentro para abril que se cerró después de mandar el cartel a imprenta:

MARTES, 16 DE ABRIL. 19:30H

Kevin B. Anderson

Marx en los márgenes: Nacionalismo, etnicidad y sociedades no occidentales. Con José Sarrión y Miguel Sebastián. En colaboración con SOCyL. Editorial Verso.

Recuerda que tenemos la programación del mes con todos los detalles aquí.


Aquí estamos esperando con auténtica emoción a que se abra una caja de cartón que será cartón normal y corriente y salga de ella un cómic llamado El designio, firmado por Laura Pérez Vernetti y Javier Pérez Andújar. El resumen dice así: “En una Barcelona postpandémica, El Largo, el exorcista padre Elías y la manca Patricia siguen el rastro de Maravillas, una enigmática mujer cuyo fallecimiento está rodeado de misterio”. Publica Autsaider, 11 de abril.


Enrique Vila-Matas cumplió 76 años el domingo y unos días antes escribía en El País sobre Por qué Georges Perec, un libro de Kim Nguyen Baraldi, autor de esa fragmentaria colección de perlas literarias llamada Calle del Orco. Nguyen es perequiano de los que más y recoge 237 respuestas a la pregunta del título: “Porque su paso epifánico por el paracaidismo le hizo entender que es necesario saltar al vacío si se quiere lograr algo de verdad”, por ejemplo.

Vila-Matas habla maravillas de este artefacto y utiliza aquí un adjetivo muy bueno para esos libros pequeños que nosotros llamamos piraña: portátil, libros con certificado portátil. Muy a favor.


Por qué Angélica Liddell, podríamos escribir nosotros. Bueno, de hecho lo hicimos. Escribimos un pequeño texto de presentación para entrar en calor y poner en contexto su magnífica lectura de Los barcos hundidos que te visitan. Había muchísima gente, pero como no quedó grabado siempre es interesante que lo lea alguien más porque había dos o tres cosas bastante afinadas. Aquí va:

“Sería tarea para la contabilidad enumerar aquí los hitos de la trayectoria de Angélica Liddell, los estrenos, los premios, los reconocimientos que recibe –más fuera de España que dentro, por cierto–, la posición conquistada en la esfera del teatro, ese espacio donde siempre se ha considerado una especie de cuerpo extraño.

Podríamos también hacer un repaso de su obra publicada, esa lista casi rizomática que se enrosca en trilogías, ciclos, que traza conexiones adelante y atrás, eso que su traductora francesa definió con humor como una especie de telenovela por capítulos sobre su vida.

Todo sería verificable, pero se trataría de una manera demasiado parca de celebrar hoy su presencia aquí. Como una marca en una zona inundable: hasta aquí llegó la riada. 

Ofrecería, además una lectura errónea: ni una palabra de lo que le hemos leído está escrita desde una posición de autoridad, sino desde la vulnerabilidad de quien trata de convertir el dolor en belleza, la rabia en palabra, de construir un espacio para la proyección poética del secreto y rescatar el sentido sagrado del dominio de lo trivial y lo banal.

Su lenguaje poético abarca toda su obra, más allá de géneros y clasificaciones, y si hubiera que ubicarla en un lugar sería donde también colocáramos las obras de Pasolini, Mishima, Marguerite Duras o Thomas Bernhard.

Ese lenguaje funciona como una subversión: destroza las estrategias de disimulo y ocultación que tapan la realidad, trabaja contra esa versión erosionada y tolerable del mundo, porque en esa anestesia se nos escapa la belleza de lo terrible. 

Sus libros nos hacen mirar por sus ojos: el dolor, el deseo del amor, lo sagrado, la violencia, la ley de la poesía y la del Estado, el éxtasis, la devastación, el cuerpo, lo íntimo. Y la muerte.

“Morir es nuestro origen”, escribía en Kuxmmannsanta.

En Los barcos hundidos que te visitan, el poemario que hoy nos convoca, se acerca a la muerte, a la literalidad y la corporeidad de la muerte.

Hemos recorrido cientos de kilómetros para exponernos al asombro de las imágenes poéticas que crea sobre el escenario, hemos celebrado cada uno de sus libros y hoy está aquí, con todos vosotros, Angélica Liddell. Bienvenida, Angélica.”


Pie de foto: La mesa del dibujante. Julio César Pérez –autor del nunca suficientemente alabado El fin del Gran Arte–, muestra ese manuscrito de lo que será su próxima obra. El pie se lo pone él mismo: “Ahora tocan las correcciones. Dos o tres años más y ya estará. Las correcciones: tirarlo al fuego para que arda”.


Hasta aquí hemos llegado hoy. Mañana más.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00