Infantil y Juvenil

Leer viajando o viajar leyendo: libros de verano para niños y jóvenes

Mercedes Brugarolas

“Dépaysement” en francés, “Akihi” en hawaiano o nuestra preferida, el término sueco “Resfeber”, cada idioma tiene su propia palabra para definir esa mezcla de sentimientos entre los nervios y la ilusión que surgen antes de emprender un viaje. Según Ella Frances, autora de Lost in translation, vendría a ser “el inquieto latir del corazón de un viajero antes de emprender el camino” y esta descripción tan hermosa nos viene de perlas para comenzar el tema que nos ocupa, la Pasión por Viajar, con mayúsculas.

Y es que viajar es una de las actividades más antiguas de la humanidad. Desde que nuestra historia empezó, allá en el sur de África, los humanos hemos alcanzado los confines de la tierra por diversos motivos. Y parece que seguimos con ese afán nómada; cientos, miles de personas nos movemos a la vez, tal es así que se ha convertido en un auténtico problema para algunas ciudades y parajes naturales, que conviven con dificultad con nuestra presencia.

Motivos por los que uno se echa la mochila a la espalda hay muchos, y no todos por gusto. Razones comerciales, motivos de religión, expediciones científicas y geográficas, retos, autoconocimiento, o el peor de todos, por supervivencia… Lo cierto y verdad es que del viaje uno vuelve sin ser el mismo que cuando se fue, ya sea un viaje físico o, como en nuestro caso, navegando por el mundo que te ofrece un libro, una maravillosa forma de viajar que, además, te permite volver a realizar ese viaje cada vez que se abren las páginas.

De este modo podrás ir hasta Panamá caminando, vivas donde vivas, o viajar durante 23 años como Marco Polo; dar la vuelta al mundo en barco o en avión, poner rumbo a una isla en busca del tesoro o visitar Yellowstone, el Caribe y el lejano Polo Norte, todo en un muy bien aprovechado par de meses. Lo que parece claro es que viajar nos abre los ojos, ensancha la mente, nos saca de nuestra zona segura y nos hace más tolerantes. Incluso el cosquilleo antes de partir es similar al que sentimos antes de abrir las páginas de un libro. Y, por cierto, ¡qué bien se lee en los trenes!

Bon voyage.

Los libros

Imagen superior: El maravilloso viaje de Nils Holgersson a través de Suecia.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00