LIJ Corsaria #19: Un asunto peligroso

La selección de libros de esta semana está llena de peligro. Noches tenebrosas plagadas de monstruos, ladinos cocodrilos glotones, peligrosos viajes al lejano Marte, los bajos fondos del Londres victoriano o esos deslumbrantes mundos de fantasía que encierran secretos oscuros. Esto es lo que guardan bajo sus tapas los libros seleccionados. Peligro de muerte, no. Pero si peligro de que te quedes enganchado a ellos.

Voy a contar esta noche algo oscuro y tenebroso: ¡en toda casa hay un monstruo! Un asunto peligroso. A Gustavo Roldán se ve que le gustan los monstruos y, en esta ocasión, se hace cargo de texto e ilustración en el álbum editado por Thule, Para esconderse de un monstruo. Aquí encontrarás estupendos consejos sobre los mil y un sitios que hay para esconderte en tu propia casa, todos ellos razonados y, por supuesto, muy divertidos. Una sencilla rima va articulando un texto que recuerda que quizás los monstruos tengan más miedo que tú, así que puedes ser que la bestia aterrada, sin querer, en el mismo lugar que ustedes…de ustedes se quiera esconder.

La Tierra y Marte no estaban tan cerca desde el año 2003, por eso el planeta rojo, pese a su pequeño tamaño, se puede ver en el cielo como un brillante punto naranja. Varias misiones se han enviado para investigar si alguna vez tuvo vida, y una de las más ambiciosas es la que narra este álbum de buen formato y cuidada edición, Curiosity. La historia de un robot explorador de Marte, de Markus Motum (Flamboyant). El protagonista es el propio robot, que cuenta su odisea desde el laboratorio hasta llegar al planeta vecino, mostrando hasta dónde nos ha llevado la curiosidad humana y todo lo que aún queda por descubrir.

Libros recomendados – Letras Corsarias Librería Salamanca

Yermo Ediciones publica Los cuatro de Baker Street, de Djian, Etien y Legrand, un cómic que narra las aventuras de una pandilla de niños huérfanos que sobrevive en el East End de Londres y ayuda a Sherlock Holmes en sus investigaciones. Los Irregulares de Baker Street aparecieron en varios de los relatos escritos por Conan Doyle y ahora se acercan al público joven en una obra llena de acción y ritmo, con personajes bien construidos y una gran ambientación. Los autores no olvidan incluir referencias a los libros originales, ni omiten los aspectos más oscuros del Londres victoriano, lo que hace este cómic apto para un lector más adulto. A esto hay que sumar una ilustración de línea clara, llena de detalles y con diferentes perspectivas, lo que sin duda potencia el dinamismo de la narración.

De nuevo volvemos al mundo de Marabilia, de la mano de Iria G. Parente y Selene M. Pascual. En Jaulas de seda (Nocturna), presentan a Ivy de Dione, una princesa que sabe que su destino es casarse con Fausto, heredero de Granth, para poder reinar. Pero una cosa es que creas que ese es tu destino y otra que lo quieras aceptar. Las autoras, que escriben a buen ritmo, han sabido sacar partido a ese mundo fantástico del que extraen un montón de historias, pero que el lector no se confunda con el argumento contado en dos líneas, son historias que tocan temas actuales, a veces duros, que hablan de feminismo, diversidad sexual, diversidad racial…y que ellas acercan a un público joven con el que saben conectar. Si tienes curiosidad por conocerlas, pronto estarán por aquí.

Hoy recuperamos

Finn HermanVuelve a las estanterías Finn Herman, de Mats Letén (Libros del Zorro Rojo), un álbum divertido y sorprendente que narra la historia de un cocodrilo siempre hambriento, fiel mascota de una señora muy finolis y muy, muy protectora. La trama desarrolla el paseo que inician un día la dueña y el animalito, ella siempre preocupada por los peligros que encierra la ciudad para el pobrecito Finn Herman y él, ladino reptil, intentando zamparse todo lo que se cruza en su camino. Sólo el lector sabe lo que ocurre en realidad y ese juego entre lo que se ve y lo que se adivina provoca el fino humor que recorre el álbum, lleno de ironía y sorpresa. La ilustración expresiva, que cuenta con los límites y las proporciones del álbum, y las solapas desplegables que se incluyen, ayuda a imprimir tensión a este inusual tema.

Pues eso es todo. Hasta la próxima semana.

La ilustración superior pertenece a Alfredo Cáceres.