LIJ Corsaria #1: Una habitación propia

Empezamos el mes de abril con una novedad, estrenamos espacio independiente dentro de nuestro blog. Nuestra pequeña LIJ ha crecido un poco y hemos decidido cambiarla de habitación. Misma casa pero cuarto propio en el que hablaremos, como siempre, de historias que nos han llamado la atención, de libros informativos, álbumes ilustrados y cómics que no puedes dejar de leer, pero ahora reservando un espacio para títulos que mantenemos en nuestro fondo y queremos recuperar para vosotros.

Vacaciones, de Blexbolex (Libros del Zorro Rojo), es una historia cotidiana pero con una estructura narrativa nada convencional. El nuevo álbum de Bernard Granger, más conocido como Blexbolex, cuenta las vacaciones de una niña pequeña en casa de su abuelo, dónde todo está a su gusto hasta que llega un invitado. La historia toma forma con las travesuras y rivalidades de los protagonistas y con la participación del lector, que completa la narración con su experiencia y observando la sucesión de imágenes. Un minucioso trabajo de cuatro años que no necesita palabras para tratar de forma singular y atractiva el tema de los celos.

Acaba de llegar el primer título de la nueva trilogía de Laura Gallego. La saga se llama Guardianes de la ciudadela y dará inicio con El bestiario de Axlin (Montena). En ella podremos recorrer, a lo largo de más de 500 páginas, los mundos fantásticos de la reconocida autora en compañía de Axlin, una joven acostumbrada a sobrevivir rodeada de monstruos de muchos tipos diferentes. No todos se conocen, por lo que cada aldea se enfrenta a sus pesadillas como puede y Axlin decide que ha llegado el momento de investigar y recoger en un libro información que sirva de guía a otras personas. Así, partirá en un largo viaje que, sin duda, despierta nuestra curiosidad…

Libros Recomendados - Letras Corsarias Librería Salamanca

Edelvives presenta, dentro de su colección dedicada a álbum ilustrado, La hija del samurái de Fred Bernard e ilustrada por François Roca, un libro de gran formato que narra la historia de cómo un náufrago acaba convertido en un valiente guerrero samurái. Ubicada a finales del siglo XIX, sobre un viejo teatro Tomé cuenta que en una isla perdida de Japón conoció a su amada y al padre de esta, un viejo samurái ciego que se convertirá en su maestro. Tras cruentas luchas con los Guerreros-Demonios y sus dragones, lo que queda son los dos jóvenes y su piel tatuada con los antiguos preceptos de los samuráis. Lugares exóticos, preciosas imágenes y un sugerente relato para esta historia con aires de leyenda clásica.

La editorial Juventud publica El cartero del espacio, de Guillaume Perreault, un cómic destinado a lectores a partir de 7 años. En él conocemos a Bob, un cartero al que le gusta montar en su nave espacial y repartir cartas y paquetes por la parte de la galaxia que él conoce. Pero esa pequeña rutina se complica cuando una mañana le toca un nuevo itinerario. Aunque no le gusta la novedad, nuevas experiencias y personajes harán que se de cuenta de que los pequeños cambios pueden provocar interesantes aventuras. Viñetas de secuencia sencilla y línea clara se conjugan con un texto breve y lleno de humor, logrando una aventura positiva por la que nos dejaremos llevar con gusto.

Hoy recuperamos…

Ferdinando, el toroFerdinando el toro, de Munro Leaf (Lóguez), es uno de esos títulos que permanece por su calidad plástica y su mensaje. Publicado por primera vez hace más de 70 años, cuenta la historia de un toro sensible y poco dado a las peleas al que le gusta sentarse bajo un árbol y oler las flores. Un día le pica una abeja y al enfadarse parece el más bravo de toda la manada, por lo que deciden llevarlo a torear nada menos que a la plaza de Madrid. Pero allí no ocurre lo que se esperaba de él, y lo devolverán a su querida pradera. Las ilustraciones y la letra manuscrita de esta edición, realizadas con ceras de colores, aportan un toque ingenuo y festivo a este relato pacifista. Son posteriores al texto y su autor, Werner Klemke, recibió por ellas el Premio Manzana de Oro de la Bienal de Bratislava.

La ilustración de la cabecera pertenece a Bruna Valls. Bruna, junto al escritor Javier Sobrino, ha recibido el VII Premio Internacional de Álbum Ilustrado Edelvives por La colección del abuelo.