Infantil y Juvenil

Poesía para niños: el sonido es la puerta de acceso a las palabras

Los chavales tienen todavía capacidad de escucha para esa magia que ordena el mundo y a la que los mayores nos vamos haciendo cada vez más sordos. Atención a esta selección de libros.

Mercedes Brugarolas

Luna, luna, luna, luna, luna sol… Este, con toda probabilidad, es de los versos más escuchados entre los bebés que frecuentan nuestra librería. La colección De la cuna a la luna, de Antonio Rubio y Óscar Villán, ha iniciado en la rima y la musicalidad a muchos futuros lectores en una edad donde el sonido es la puerta de acceso a las palabras. Y como, ayer, 21 de marzo ha sido el Día Mundial de la Poesía, nos ha parecido un buen momento para dar una vuelta por los títulos del género que nos habitan.

“Ruidoso como un avión, el trombón

liviana como astronauta, la flauta

inquieto cual barrilete, el clarinete…”

                                       (Ventisca en si bemol, Felipe Munita)

Hay poesía de muchos tipos, divertida, intimista, evocadora, juguetona, triste… con rima, sin rima. Lo que es seguro es que cada poema tiene su lector, solo hay que dejarse llevar. Versos que parecen canciones, canciones que son versos, los niños escuchan rimas desde que son bebés en las nanas, adivinanzas, juegos de palabras o canciones infantiles y su musicalidad capta rápidamente su atención.

“Lo siento por la fábula ancestral, 

pero la avara hormiga me cae mal.

Prefiero a la cigarra generosa,

que regala su canto…y a otra cosa”.   

                                 (Retahílas de cielo y tierra. Gianni Rodari)

Y como existe esa relación íntima entre la poesía y la música, a los niños, que son rítmicos por naturaleza, los versos les llegan con una facilidad que los adultos no reconocen. Y si estos no son aficionados a la poesía, pueden cometer el error de pensar que es un género difícil para los pequeños lectores. Ahora que se impone la imagen y la pantalla, puede ser un buen momento para retomar esa oralidad que nos acompaña desde generaciones.

“Y en menos tiempo del que aquí se cuenta

se descubrió de pronto Cenicienta

a salvo de su Príncipe y casada

con un señor que hacía mermelada”

                               (Cuentos en verso para niños perversos. Roald Dahl)

La poesía es la melodía de nuestra especie, nos dijo Mary Oliver, poeta estadounidense; un lugar al que acceder y en el que sentir. Y un género que se preocupa tanto por el lenguaje como por la música tiene numerosos beneficios para la infancia. No les privemos. Pruébenlo.

Los libros

Artículo añadido al carrito.
1 artículo - 14,00