Por favor, cuiden de este oso. Gracias

Por REGINA PACHO

«¡Por favor, cuiden de este oso! Gracias». Este mensaje estaba escrito en un cartel colgado del cuello de un oso, con mirada suplicante, y perdido en una estación de tren en Londres. La familia Brown se apiada de este osito, que viene del oscuro y recóndito Perú, y lo acogen en su casa. Como no tiene nombre deciden llamarlo Paddington, como la estación donde lo encontraron.

Paddington -un oso que adora los bocadillos de mermelada- es educado y afable pero suele meterse en líos porque le cuesta asimilar las costumbres cotidianas de los humanos. Bañarse en agua caliente, viajar en metro y utilizar las escaleras mecánicas, ir de compras, ver una obra de teatro o pasar un día en la playa construyendo castillos de arena se convierten en momentos extraordinarios.

Su autor Michael Bond, con estilo sencillo y directo, narra las divertidas y absurdas aventuras que vive el oso conviviendo con los Brown y su afán por integrarse en esta familia. Un relato con humor, con una gran dosis de ternura y una sutil crítica social sobre las costumbres de la sociedad inglesa.

Respecto a las ilustraciones conserva las originales realizadas por Peggy Fortnum, con trazos en blanco y negro, realizados con pluma y tinta. Imágenes que presentan a Paddington con su característico viejo sombrero de ala ancha, su abrigo con capucha y su desgastada maleta.

Nos encontramos ante un clásico de la literatura británica, publicado por primera vez en 1958, traducido a más de cuarenta idiomas y reeditado en infinidad de ocasiones en diferentes formatos.

Michael Bond cuenta el origen de esta obra:

«En vísperas de la Navidad de 1956, compré un pequeño juguete. Lo vi abandonado sobre el estante de una tienda londinense y me dio pena. Me lo llevé a casa para regalárselo a mi esposa, Brenda, y le puse Paddington porque, en aquel entonces, vivíamos cerca de la Estación de Paddington. Escribí algunas historias sobre el osito, más por diversión que con vistas a publicarlas. Al cabo de diez días, descubrí que había escrito un libro. No lo había escrito pensado específicamente en el público infantil, pero creo que había incluido en él todas aquellas cosas sobre las que me gustaba leer cuando era pequeño.»

Después de este primer libro, Michael Bond ha escrito multitud de relatos sobre este personaje. Y en 1997 fue galardonado con la Orden del Imperio Británico por su contribución a la literatura infantil.

Paddington es uno de los personajes literarios más famosos y ha creado su propia marca. Además de los libros publicados cuenta con una amplia gama de productos: peluches, artículos de cerámica, materiales de papelería, tiras cómicas, sellos, ropa, etc. Además tiene página web propia y se han realizado espectáculos de teatro, musicales y series de dibujos animados para TV.

En enero de 2015 se estrenó en la gran pantalla Paddington, un film de Paul King que resulta atractivo al mismo tiempo para los niños y para sus padres.

Aprovechando el tirón de la película, os invitamos a recuperar este clásico, leerlo en familia y disfrutar de sus emocionantes aventuras.

Un comentario en “Por favor, cuiden de este oso. Gracias

Los comentarios están cerrados.