Red Corsaria #9: El Fantomas charro y los años anestesiados

Diez enlaces cada semana de todo el contenido que pescamos por la Red. Una selección de todo lo que nos nutre, nos entretiene o nos da pistas. Lecturas de aquí y de allá. Porque no solo de libros vive el librero.

La historia del Fantomas salmantino, el habilidoso ladrón enmascarado

Agente Provocador, el órgano informativo de la Felguera, tiene esta semana un reportaje que nos ha hecho sonreír: “El Fantomas de Salamanca que tuvo en jaque a la policía y vecinos”, firmado por Doctor Peligro. Contaba El Adelanto el 9 de julio de 1920 la historia de Emilio Sánchez, antiguo operario de sus talleres, que trae en jaque a la policía por su habilidad para meterse en cualquier parte, robar y salir indemne. “Un pequeño Fantomas anda por los tejados y las cocinas de la plaza de la Libertad”. La nota, firmada por “Un Repórter”, tiene ese aire folletinesco como de broma privada y de género irónico y divertido. Y vaya que lo es. “Este pequeño Fantomas parece ser el jefe de una imberbe banda de ‘apaches de cine’ que en Salamanca tiene el escenario de sus aventuras. No hace mucho, aparecieron todos en un establecimiento de bebidas. Allí bebieron, gastaron y triunfaron, como hombres de juerga, de posibles y de humor”. Estamos deseando salir con ellos. Se puede ver la publicación original en la hemeroteca histórica, esa joya.

Tres grandes entrevistas: Svetlana Alexiévich, Rodrigo Fresán y Jesús Ordovás

“En mis libros está mi vida”, le dice Rodrigo Fresán a Fran G. Matute cuando al comienzo de su entrevista le dice que quiere hablar no solo de su literatura sino también de su vida. “El máximo halago que se le puede hacer a la realidad es convertirla en ficción”, titula Matute. Dos días después, Vila-Matas escribe su columna sobre lo que se dice en esa entrevista: “La ficción es otra forma de pensar”. Cada uno tendrá su Jot Down particular, pero para nosotros es una revista de enormes entrevistas. Dos días después de la de Fresán, desayunamos con la de Álvaro Corazón Rural a Jesús Ordovás, el director durante años de Diario Pop, en Radio 3, aquel programa que impulsó la música que hoy llamamos “de los ochenta”. Incluso habla –y muy bien– de los salmantinos Eva Rock. En Letras Libres leemos una amplia conversación del director de cine Staffan Julén con Svetlana Alexiévich: “Solo el amor puede salvar a los que están contagiados por la ira”.

Años anestesiados: hacia una arqueología de cuando España iba bien

Curiosas sincronías: ojeando el último número de Mondo Brutto aparecía, al final, un reportaje-entrevista en el que Grace Morales se deshacía en elogios con El futuro, esa película de Luis López Carrasco donde unos jóvenes están de fiesta en una casa de los ochenta. Vimos la película (ojo a su banda sonora, maravillosa recopilación de canciones de la época fuera de tópicos). Y ayer leímos un artículo de López Carrasco en CTXT sobre un libro, Y ahora, lo importante, de Beatriz Navas Valdés, publicado por Caballo de Troya bajo la dirección editorial de Mercedes Cebrián. El libro es el diario –integral y literal– que Beatriz escribió en 1992-93, cuando tenía entre catorce y quince años. Y resulta que en El programa de Sita Abellán (EPSA para los amigos) también le dedican un especial. Muchas coincidencias, sobre todo mucho deseo de hacer una relectura del presente fijándonos en cómo éramos en el pasado, no como creemos ahora que éramos, en esos “años anestesiados”, en palabras de López Carrasco, en los que todo parecía que iba a ir bien, a salir bien, tranquilos, todo va a salir bien. Shhh.

Los papeles secretos de Franco: tocinetes en salmuera

Nuestra vena historiadora y archivera se hincha bastante al leer este magnífico reportaje de Marta Fernández sobre la imposibilidad de investigar en España nuestro pasado reciente, propiciada por el abandono, la falta de rigor y la intención política que dejan muchos archivos como una herramienta inútil. ¿Queremos saber qué pasó realmente en Palomares con aquello de las bombas termonucleares y el baño de Fraga? Pues tenemos que irnos a buscar en los archivos norteamericanos, como ha hecho el historiador Rafael Moreno. “Por obra y gracia del secreto y de la falta de medios, las estanterías de los archivos españoles están, de momento, blindadas”, concluye. Más años anestesiados. Siempre podemos, de todas maneras, escuchar a Los Ganglios: “Ministros en remojo / sopa de tórtola (…). Tocinetes en salmuera / y una cucaña / en el fondo del mar”.

“Estamos luchando porque esto cambie, pese a que usted le moleste”

“Resulta pueril, alarmista y ridícula esa obsesión por emparejar a un movimiento reivindicativo que reclama los mismos derechos para la mitad desfavorecida de la sociedad con los grandes males de la humanidad. ¿Qué será lo siguiente que provocaremos? ¿Una guerra bacteriológica?”, escribe el colectivo Mujeres del Libro como respuesta a una perorata de Vargas Llosa que no enlazamos por verdadera pereza. Pero pereza, pereza.

Ben Clark: “Mi generación es heredera de los despojos”

“Soy una persona que siente de una forma muy pasional y reacciona de forma muy analítica. No sé si es algo de flema británica, pero en cualquier caso la emoción contenida es la que más me interesa. Soy un enamorado de Lorca, pero un obseso de Philip Larkin”, dice Ben Clark en esta entrevista con Fernando Díaz de Quijano. Ben está de tiros largos con su recién publicado La policía celeste, que ha merecido el XXX Premio Loewe. El viernes te hablamos más en profundidad del libro.

”El bosque no me pide que haga clic ni quiere venderme nada”

Se ha hablado poco de Las canciones de los árboles, el libro en el que David George Haskell visita regularmente una docena de árboles de todo el mundo para contar sus historias, observar su crecimiento, cómo se relacionan con los lugares en los que habitan: la selva, Jerusalén o un peral en las calles de Manhattan. Antonio Martínez Ron le pregunta sobre temas muy interesantes: la capacidad de observación repetida como método de conocimiento frente a la dispersión continua de la información digital; la necesidad del hombre de escuchar, de no perder el foco de lo importante; de la doble condición del árbol como algo estático y totalmente dinámico y vivo al mismo tiempo.

La intervención hostil que se transformó en librería

José Antonio Millán, en su blog La destrucción de Barcelona, cuenta una gran historia, la de un mendigo que pasa sus horas en un portalillo de un banco y comienza a vender libros. Una intervención arquitectónica dedicada a evitar que ocupara esa zona acaba propiciando que aquello tome forma de escaparate. Mejor leerle a él, que lo cuenta mucho mejor.

El fenómeno Ready Player One y el lado oscuro del ‘nerdgasmo’

Ahora que Steven Spielberg está a punto de estrenar su película basada en el libro Ready Player One, de Ernest Cline, Alberto Corona escribe este reportajazo sobre el fenómeno del libro–“mediocre pero importante”–, la adaptación, la nostalgia, el frikismo y toda una colección de topics contemporáneos.

Leer Fariña dentro de El Quijote

“Es posible secuestran un libro, pero las palabras no pueden ser calladas” es la idea que está detrás de Finding Fariña, un proyecto creado por los libreros de Madrid en el que, a través de un motor digital, extraen de la obra de Cervantes todas las palabras contenidas en el libro de Nacho Carretero. Fernando Valverde, el secretario del gremio librero madrileño, lo explica muy bien aquí.