Red Corsaria #19: ¡Hay que ver lo que enredamos!

Diez enlaces cada semana con el contenido que pescamos por la Red. Una selección de todo lo que nos nutre, nos entretiene o nos da pistas. Lecturas de aquí y de allá. Porque no solo de libros vive el librero.

Mentir, impactar y secuestrar la atención

Eso es una de las muchas cosas que dice Víctor Sampedro en esta entrevista con Lara Carrasco sobre las redes sociales y nuestra tendencia a –citando a Marta Sanz– convertirnos en propagandistas de lo que nos mata y nos envenena. Víctor es catedrático de Comunicación Política y Opinión Pública y acaba de publicar Dietética Digital, un libro de “autoayuda y autodefensa” ante la avalancha de ponzoña digital. El próximo jueves, 27 de septiembre, a las 19.30h, lo tendremos en la librería como protagonista del primer Jueves Sociológico de la temporada, organizado en colaboración con la Asociación Profesional de Sociología (SOCYL). Ahí va la notificación.

Después de Solenoide, vuelve Mircea Cărtărescu

“El primer volumen de Cegador es de una ambición desmesurada que, más que a un libro, a lo que se ve enfrentado el lector es a todo un mundo; cerrado, oscuro y, a ratos, impenetrable como lo acaban siendo todos, pero un mundo al fin y al cabo”, escribe Joan Flores Constans sobre la nueva obra del autor rumano. El ala izquierda es el primero de una trilogía que promete. “Un placer enmudecedor”, escribe Pablo Bujalance. ¿Pero cuántas cimas narrativas tiene este hombre? Tiene pinta de que va a ser nuestro Libro de la semana.

Divulgación científica de la buena

Los eventos que organiza Naukas parecen conciertos de rock: aforo lleno, público entregado y solistas poderosos. La EITB ha recopilado todas las conferencias de Naukas Bilbao –pequeñas píldoras de conocimiento– para que las disfrutes en vídeo. Nos ha gustado mucho esta de Carlos Briones: desde la creación del universo hasta hoy, una historia ilustrada con obras de arte. Te invitamos también a conocer un nuevo medio, la edición española de The Conversation. Su lema es “Rigor académico, oficio periodístico”, y se traduce en colaboraciones de investigadores universitarios sobre temas de actualidad. Un oasis en tiempos de publirreportajes y titulares anzuelosos. Como ejemplo, está muy bien este artículo de Caroline Knowles que relaciona la fabricación de las chanclas (el calzado más vendido en el mundo) con el lado oscuro de la globalización.

Las rosas son rojas y la literatura en Twitter

Precisamente en The Consersation hemos encontrado este artículo de Daniel Escandell-Montiel: Twitter acoge al club de los poetas gamberros. Un estudio sobre el fenómeno de tomar un verso de un poema y hacerlo rimar con los desmadrados titulares de la prensa basura. Una tradición de patio de colegio inglés, viralizada y en relación a la pulsión neobarroca. Sobre literatura en la red del pájaro azul también escribe Jorge Carrión en The New York Times: Twitter y el arte de contar buenas historias, artículo en el que precisamente cita el libro de Escandell, Mi avatar no me comprende, editado en Salamanca por Delirio. Recuerda que pronto estará en la librería uno de los máximos representantes del tweet narrativo, Manuel Bartual. Y, aunque no tenga mucho que ver, en Twitter hemos encontrado algo bonito: la famosa foto de Unamuno en La Flecha, obra de José Suarez en 1934, coloreada por Rafael Navarrete.

Johnny Cash, que estás en los cielos

Se cumplen quince años de la muerte uno de nuestros ídolos. Ya te contamos que acaban de publicar una novela que escribió sobre la figura de San Pablo y Es Pop edita ahora la biografía que escribió Robert Hilburn: “En la vida personal de John, la lucha entre sus ideales y sus demonios también fue una constante durante décadas”, dice el autor en esta entrevista. Está al llegar y la estamos esperando con muchas ganas.

David Foster Wallace y la tristeza inherente al capitalismo

Aquí va un anticipo de uno de nuestros libros destacados de la semana, Walt Whitman ya no vive aquí, una colección de ensayos sobre literatura norteamericana de Eduardo Lago que publica Sexto Piso. El libro se abre con una entrevista a DFW que no tiene desperdicio. Aquí la puedes leer entera.

De personajes de cómic y creadores literarios

José Valenzuela repasa en Jot Down algunas novelas gráficas biográficas sobre escritores: desde Kafka visto por Robert Crumb, la Virginia Woolf de Michèle Gazier, el Borges de Nicolás Castell hasta Camus, Zelda Fitzgerald o Mary Shelley. Cómics que dan ganas de leer más a esos autores.

”Conviene potenciar un tipo de lectura y un modo de leer que no sólo sea por entretenimiento”

Lo dice Olvido García Valdés, que además de excelente poeta y traductora, es ahora directora general del Libro y Fomento de la Lectura. En esta entrevista confiesa que ha heredado un presupuesto muy escaso y deja frases que prometen una complicidad entre quienes trabajan, desde todos los ámbitos, por la lectura. “Cuando leemos también deseamos escuchar”, dice. Le deseamos muchísima suerte.

El algoritmo del pintor

Interesante este artículo de Gabriel Meseth sobre los interrogantes que abre la inteligencia artificial en torno a la creación artística. El grupo parisino Obvius ha creado un cuadro –retrato de un inexistente barón Edmond Belamy– y en octubre se espera que sea subastado en Christie’s. El lugar de la firma del autor lo ocupa un logaritmo: min G max D E x [log D (x))]+E z [log(1 D(G(z)))]. A ver dónde nos lleva esto. Mientras, podemos seguir admirando a pintores de ahora y del pasado. Joaquín Armada recupera un artículo titulado La guerra de Otto Dix, escrito cuando estalló la guerra de Irak, y el Museo de Edvard Munch acaba de digitalizar la colección de dibujos del autor de El grito, más de siete mil ejemplares que ver como laboratorio de su estilo.

Los pueblos que se inventó Franco

Silvia Hernando viaja por España para pasar unos días en esos pueblos de repoblación que podemos encontrar en provincias como la nuestra, cuadrículas de casas blancas en mitad de nuevas tierras para trabajar. Un reportaje que une crónica social, historia, arquitectura y desarrollo urbanístico. “Fueron una especie de sanatorios para curar la culpa, porque las consecuencias económicas y psicológicas de la guerra fueron terribles”, explica el arquitecto salmantino Antonio Fernández Alba.