Listas

Selección 2020: bestsellers al estilo corsario

Si la lectura adictiva es una característica de los superventas, aquí te proponemos los que nos han dejado pegados al papel este año. No han nacido para bestsellers, pero ojalá llegaran a esos números.

Una de las novelas con más mala leche del año está dedicada íntegramente a ese espinoso tema de la fabricación de bestsellers.

Se titula Un millón de ejemplares vendidos y cuenta la historia de cómo a un vividor y cínico especialista en Tomás de Aquino le convencen para que escriba una obra bajo seudónimo que pueda venderse en todo el mundo y alcanzar esa mágica cifra.

Le convencen con dinero, claro, que el va a invertir en embutidos y vino caro. Cuenta con un equipo de cuatro sagaces jóvenes especialistas en mercadotecnica editorial que lo mismo le escriben un tweet polémico que le ayudan a decidir cómo titular la novela para que pegue por todo lo alto cuando se traduzca al chino.

En fin, una obra del género fantasía editorial, escrita por el exlibrero Carlos Clavería, y muy divertida. No hay que tomársela al pie de la letra, claro, pero da pistas muy sagaces.

Quizá la más interesante es que hay bestsellers que alcanzan esa condición por vender muchos ejemplares y que hay otros que nacen ya con ese afán de gustar a un público lo más amplio posible. Lo cuantitativo y lo cualitativo.

Es como esas series españolas del prime time de la televisión –suponemos que alguien sigue viendo la televisión– que tenían que incluir tramas para toda la familia –niños incluidos– y durar hora y media por capítulo para acaparar la hora de máxima audiencia. Al final, esas condiciones acaban repercutiendo sobre el contenido: conservadurismo estético, aplanamiento planificado, aproximación fácil a cualquier asunto.

Aquí si un libro como El infinito en un junco va y se convierte en superventas, aplaudimos. Los otros, pues ya tiene uno el ojo entrenado: los tenemos, los vendemos, pero no les dedicamos mucha más energía que la de subirlos por pilas del almacén. No es elitismo cultural, es que hay que elegir.

Muchos de esos suenan hueco. Esto no es algo metafórico, es físico. Les das así golpecitos en su tapa dura y suenan plop-plop. Comprobado.

A los que sí nos prestamos es a libros adictivos, que te atrapan bien por sus personajes, por su estructura o por la brillantez narrativa. Libros extensos en los que pasar metido unas buenas horas.

Al hacer nuestra lista del año les hemos dado ese título extraño: Bestsellers al estilo corsario. Hay ensayos, novelas históricas, novelas a secas y hasta una versión de la Odisea. Ojalá sean superventas.

Los libros

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00