Siempre la misma nieve y siempre el mismo tío

Herta Müller

22,95

“Nada nos habla a un nivel tan profundo como un libro. Y no espera nada a cambio, salvo que pensemos y sintamos”, dijo Herta Müller cuando recibió el Nobel de Literatura. Imposible no quererla. Disfrutamos cada uno de sus libros, esas historias que siempre transmiten frío pero que actúan a la vez como un refugio. Esa “niña que cuida vacas en un valle” de Rumanía tiene una de las miradas más poderosas que podemos leer y una enorme capacidad para convertirla en lenguaje. Aquí cuenta su historia personal: la infancia, el acoso de los servicios secretos, las lecturas que marcaron su obra y su vida, las fuentes de su propia literatura. Tan imprescindible como sus novelas.

Editorial: Siruela | Traductora: Isabel García Adánez  | Páginas: 236

 

Categoría:
Siempre la misma nieve y siempre el mismo tío
Siempre la misma nieve y siempre el mismo tío
22,95