Veo una vara de almendro. Veo una olla que hierve

Angélica Liddell

16,00

Laude es lápida y alabanza; canto litúrgico que nos sacude el sueño y da la fuerza suficiente para empezar el día y soportarlo. Nuevo poemario de Angélica Liddell escrito desde la sed de un verbo atávico: el de sus abuelos, el de la tierra labrada, el de la olla que se ponía al fuego para preparar la comida sobre las estrébedes… Palabras para el Amado que, como en el rezo, se hace presente al reclamarse. Amo tanto la sed que al sorbito más pequeño siento la mordedura del agua, en esa, en esa zanja.

Editorial: La Uña Rota | Páginas: 288

Veo una vara de almendro. Veo una olla que hierve
Veo una vara de almendro. Veo una olla que hierve
16,00